miabogadoblog.com

Abogado Personal

Comer en el área de trabajo, un mal hábito.

Sea en oficinas públicas o privadas, que el empleado coma en su área de trabajo sin lugar a dudas es un mal y desagradable hábito. Tiene que ver con la imagen de la oficina, del propio empleado, con la higiene y desde luego con la atención que el trabajador presta a sus ocupaciones y al público.

Se ve a los costados de los escritorios, dentro del primer cajón del mismo, sobre el archivero. Cuántas veces no has estado en una oficina y llega una persona tomando nota del encargo de los empleados. “Qué traes ahora”, “Yo quiero burritos y un jugo”, “dos tamales” o bien, estar allí cuando le llevan la comida y lo peor, cuando la está ingiriendo. El olor que despide el alimento, principalmente el caliente es desagradable.

En muchos de los casos existen áreas para comer, pero resultan insuficientes o bien, son espacios improvisados que no aíslan el evento personal de comer. Las escuelas, juzgados, dependencias y comercios no se escapan de este mal. Cuando se trata de comida, el empleado deja en segundo plano su trabajo o la atención al público, es propicio para cometer errores, para hacer perder tiempo al visitante o darle información incompleta.

De una manera razonable, una taza de café, un vaso con agua o incluso una fruta podrían ser inofensivos a esta relación trabajador-público.

© 2012 miabogadoblog.com

Leave a Response

Please note: comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.